highseasalliance.org

Protecting the Ocean We Need - Securing the Future We Want

Apoyo Científico para acuerdo internacional sobre la protección de la biodiversidad en alta mar

In English | En Français

La Alianza de organizaciones por la protección de la Alta Mar (HSA por sus siglas en inglés), coordina el respaldo científico en apoyo a un acuerdo de protección de la biodiversidad marina en aguas internacionales, en consonancia con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Mediante este acuerdo se insta a los países a cumplir el compromiso firmado por los gobiernos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río +20.

Carta abierta a la comunidad científica mundial sobre la necesidad de un acuerdo para la protección de la biodiversidad en alta mar (por favor mueva el cursor hacia abajo para leer el texto completo).

Un mensaje de Sylvia Earle:

Mediante esta nota, lo/la invitamos a adherirse a la carta que adjuntamos mas abajo, solicitando a las naciones de mundo el inicio de las negociaciones de un acuerdo de protección de la biodiversidad en aguas internacionales. Esta solicitud insta a los países a cumplir con el compromiso acordado por los gobiernos del mundo en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río +20, en el documento final publicado el 22 de junio de 2012.

Muchos científicos consideran que un nuevo acuerdo para la protección de la biodiversidad en alta mar, fundado en el principio precautorio y con un enfoque ecosistémico, es necesario para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad marina. A quienes estén de acuerdo, les pido que se unan a esta solicitud firmando la carta adjunta, la cual se hará pública en la reunión de junio del Grupo de Trabajo Especial Oficioso de Composición Abierta para el estudio de cuestiones relativas a la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina fuera de las zonas de jurisdicción nacional. Esta carta será de gran ayuda para impulsar el proceso de negociaciones en la Organización de las Naciones Unidas.

Agradecemos el necesario apoyo de la comunidad científica. Para firmar la carta, sólo hace falta llenar el siguiente formulario y hacer clic en el botón Firme la Carta.

Gracias por sumarse a esta iniciativa.

Respetamos la privacidad y no se vende ni comparte información personal. Las afiliaciones institucionales son requeridas solo con fines de identificación, lo cual no implica ninguna postura institucional con relación a la gobernanza de los océanos.


(director, profesor, etc.)
(universidad, agencia, etc.)
CAPTCHA
Para evitar envíos automáticos
9 + 8 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Carta abierta a la comunidad científica internacional sobre la necesidad de un acuerdo de protección de la biodiversidad marina en alta mar.

Las aguas internacionales en alta mar y sus fondos marinos[1] contienen ecosistemas esenciales para el medio ambiente, los cuales se encuentran entre los más críticamente amenazados y menos protegidos en el planeta. La alta mar representa el 64 % de los océanos y cubre casi el 50 % de la superficie de la Tierra. Estos ecosistemas marinos proporcionan una amplia gama de servicios entre los que se incluyen la influencia en eventos climatológicos, la modificación del clima global y la producción de un alto porcentaje del oxígeno que respiramos. Todos ellos constituyen servicios primordiales para los seres humanos. La alta mar está llena de vida que necesita protección. Es el hogar de especies y ecosistemas únicos de aguas profundas surcadas por corredores migratorios de vagabundos oceánicos como los tiburones, las ballenas, las tortugas marinas, los atunes y aves marinas. Sin embargo, y a pesar de su importancia, las aguas internacionales están sometidas a un régimen de gestión fragmentado e ineficaz que antepone intereses económicos a corto plazo por encima de la conservación a largo plazo. Con menos del 1 % de las aguas internacionales protegidas, este régimen no ha evolucionado en respuesta a la comprensión científica moderna de los ecosistemas oceánicos y los crecientes impactos de la sobrepesca, el cambio climático y la acidificación de los océanos. Este sistema de parches resulta insuficiente para hacer frente al aumento de actividades extractivas en alta mar propiciadas por los rápidos avances tecnológicos.

Nosotros, los científicos abajo firmantes, creemos que un nuevo acuerdo para la protección de la biodiversidad en alta mar, con base en el principio precautorio y con un enfoque ecosistémico, es necesario para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad marina. Tal acuerdo proporcionaría el mecanismo para establecer, gestionar y controlar una red global de áreas protegidas y reservas marinas en consonancia con los compromisos internacionales existentes. Un acuerdo para la protección de la biodiversidad también proporcionaría un marco para la coordinación de los usos y actividades, incluida la vigilancia efectiva y la implementación y el cumplimiento de las regulaciones, considerando que los intereses comerciales se dirigen cada vez más hacia la alta mar. Garantizar la conservación y la gestión sostenible de los océanos debe ser la columna vertebral de una economía azul que proporcione fuentes de ingreso y bienestar para millones de personas.

Además, estudios científicos recientes evidencian los beneficios obtenidos a partir de extensas reservas marinas localizadas en sitios remotos del océano. Tales áreas no sólo preservan las poblaciones de peces y protegen ecosistemas vulnerables, sino que también proporcionan una base para la comprensión de los cambios climáticos y los impactos que las actividades humanas causan en los océanos.

La comunidad internacional se encuentra en un momento crucial para iniciar las negociaciones sobre un acuerdo para la protección de la biodiversidad en aguas internacionales. En la Cumbre de Río +20 en junio de 2012, los gobiernos del mundo se comprometieron a "abordar urgentemente el tema de la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina fuera de las zonas de jurisdicción nacional, en particular, a adoptar una decisión sobre la elaboración de un instrumento internacional en el marco de la Convención sobre el Derecho del Mar”[2]. Esta carta es un llamado a todas las naciones para continuar las negociaciones con urgencia y determinación.

(Los científicos que han firmado esta carta lo han hecho a título personal. Las afiliaciones institucionales se proporcionan sólo con fines de identificación, lo cual no implica ninguna postura institucional en relación con la gobernanza de los océanos).


[1] Esta carta se refiere a las aguas internacionales que se encuentran más allá de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de un país y el lecho marino del océano que está más allá de la plataforma continental de un país.

[2] (El futuro que queremos, párrafo 162).